Se ha producido un error en este gadget.

martes, 17 de abril de 2012

Un Historia Real


Quisiera  contar una historia, en ella no hay caballeros o dragones, pero en este cuento es sobre una  princesa...

Hace algunos ayeres un joven llegado de un lugar lejano hasta ese nuevo mundo, la vio por vez primera, el chocolate de sus ojos, y una piel de miel, es como un  ángel, sonrisa bella.

Pero él, tonto y cobarde solo de lejos pudo apreciarla, mil y un historias han pasado, los dos tomaron caminos diferentes, ella profundamente se enamoró, y él a una doncella encontró. Ella ahora un acento extranjero lleva y él de su morada nunca partió.

En algún punto del camino, ellos cruzaron las miradas una vez más, y una promesa que algo como juego empezó, una llama que nunca se apagó avivó, fue una promesa que nunca hicieron, pero que sus ojos pactaron. 

No tienen claro ni el ahora ni el futuro y hay un pasado que a ella la persigue, él  no tiene nada mas seguro ahora que deber  hacerle saber que sin importar las dificultades y su timidez no se equivocará esta vez de cuento y de princesa. Tan solo quiere sentir el calor de su mano derecha apretando fuertemente la suya.

Y es que tal vez nuevamente me he equivocado de cuento y de princesa, aun no he tenido la certeza, pues he fallado al intentar estar contigo, pero he ahí una razón que hace desconfiar no he visto tu rostro sonriendo al verme, o algún detalle de querer estar conmigo... Buenas noches estrella blanca, no te puedo encontrar, regresa ya de tu largo viaje, aquí estaré yo esperándote mirando este cielo azul.








R.A.C.O. ∞ ҳҳҲҳ RØ߀RTØ-Tĥ€ωïs€мïиD ҳҳҲҳ ∞

No hay comentarios:

Publicar un comentario